Inicio Actualidad Potenciar ‘Los Mármoles’ en Talavera la Vieja, el gran objetivo de la...

Potenciar ‘Los Mármoles’ en Talavera la Vieja, el gran objetivo de la Junta

La Junta de Extremadura tiene como objetivo potenciar el sitio arqueológico conocido como ‘Los Mármoles’ en Talavera la Vieja, mediante una inversión de 150.000 euros destinada a una actuación de recuperación. El propósito es integrar este importante patrimonio en la oferta turística de la comarca. Así lo ha anunciado la portavoz de la Junta y consejera de Cultura, Victoria Bazaga.

Estas ruinas romanas, aunque popularmente se les conoce como ‘Los Mármoles’, en realidad están construidas en granito. Tienen su origen en la antigua Augustóbriga de la Lusitania romana, que más tarde se convirtió en Talavera la Vieja (o Talaverilla). La construcción del pantano de Valdecañas en 1963 llevó a la inundación de la localidad, que en su momento llegó a tener alrededor de 2.000 habitantes. El monumento, catalogado como Bien de Interés Cultural, fue trasladado piedra a piedra al término municipal de Bohonal de Ibor, al igual que las columnas del templo de la Cilla.

MÁS:  Cómo solicitar la autobaja en Navalmoral

Bazaga destacó en su intervención que esta actuación tiene como fin potenciar el patrimonio monumental y dinamizar la oferta turística del Campo Arañuelo. Además, resaltó el gran valor histórico de estos sitios.

El templo de Augustóbriga conserva su fachada con cuatro columnas frontales y dos laterales, todas de estilo corintio, rematadas por una cornisa sobre la que se encuentra un arco central de medio punto. El acceso al templo se realiza a través de una escalera de tres peldaños, descubierta durante una excavación en los años 60, lo que permitió confirmar su carácter templario. En cuanto al templo de la Cilla, se han conservado tres de las cuatro columnas que formaban originalmente su pórtico.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEmilio Sánchez Academy recibe reconocimiento de Middle States Athletics Program por excelencia educativa y deportiva
Artículo siguienteNueva versión del Libro Blanco de la Federación Española de Párkinson pone el foco en los derechos de las personas